separate
Ideas, opiniones, reflexiones, curiosidades. El placer de la vida. La superación espiritual y social. Este es el pequeño mundo de limón chiflado
banner ad
logo
rolo tejerina ridder

Castigos corporales - una aberracion animal

Azotes! Azotes!. Vení para acá que te tiro las orejas, eh!. Así que no sabe la lección, extienda sus manos, unos cuantos reglasos y va a querer ser un buen alumno!. Por atentar contra el estado disponemos enviarlos a un centro de rehabilitación. Así que usted también es homosexual?!, entonces será ejecutado públicamente. Me volves a decir lo que tengo que hacer y te cago a trompadas, puta barata!. Y así se puede seguir armando frases relativas a los castigos corporales tan presentes como inhumanos.

Los castigos corporales entre los animales racionales (es decir, entre nosotros) están presentes desde el inicio de las primeras células animales. Pese a que el mundo sigue girando, el saber, la experiencia y el desarrollo han engrosado nuestro intelecto, aún no hicieron mella en nuestros instintos salvajes y mucho menos en nuestros comportamientos bestiarios e ignorantes.

Este post trata de exhibir distintos castigos corporales a lo largo y ancho del mundo. Estoy convencido que la situación es más profunda de lo que podamos imaginar.

¿Quién no ha visto y reído con el Chavo del 8?. Alguien no se acuerda de la muletilla de Don Ramón hacia kiko: "... y no te doy otra, porque quien sabe!!".

Castigos al cuerpo para "subsanar" las distintas desviaciones, ¿cuáles, las de los castigados o las de los verdugos?.

En el Antiguo Egipto:
El castigo corporal más común eran los "golpes de bastón" (100 o 200) y en los casos más graves se podía añadir 5 "golpes sangrantes" e incluso marcas de metal incandescente. Los tribunales locales podían imponer penas ligeras como la devolución de mercancías robadas con multa por el doble de su valor. Pero las sentencias por delitos graves contra el Estado o la religión, eran dictadas por visires o en su caso, por el propio rey: mutilación (mano, lengua, nariz u orejas; no hay pruebas sobre la castración), exilio, trabajos forzados en canteras o minas y hasta la pena capital (empalamiento, ahogando en agua, quemando vivo o decapitado). Aunque estas últimas penas no eran nada comunes, podía darse el caso.

En los Estados Musulmanes (hoy):
La «Sharía» -ley islámica-, que rige en países como Arabia Saudí, Sudán o Kuwait establece castigos corporales y materiales para «subsanar la desviación social».
La figura jurídica más controvertida es la del «Kasas» -ley del talión-, que se aplica a condenados por asesinato, robo, embriaguez, pederastia, homosexualidad o adulterio.
Además de las condenas a muerte, el sistema penal iraní cuenta con un amplio abanico de castigos corporales. A los que mantienen relaciones sexuales extraconyugales se les flagela, a quienes beben alcohol se les apalea, a los que roban, se les amputan las manos.
todas las corrientes islámicas -tanto las moderadas como las rigoristas- castigan la homosexualidad con penas que van desde el encarcelamiento hasta la lapidación (los funcionarios envuelven al condenado en una sábana blanca y lo entierran, bien hasta la cintura, bien hasta el cuello, de forma que no pueda moverse. Después, esos mismos funcionarios, junto a ciudadanos de a pie, apedrean al reo hasta la muerte).

Niños encarcelados en todo el mundo:
Treinta y seis países condenan a los niños que violan la ley a castigos corporales que pueden ir desde la flagelación al apedreamiento o la amputación de algún miembro.
El llamamiento de Save the Children coincide con la publicación del informe de la ONU, según el cual la violencia contra los niños está muy extendida y tolerada.
Además de esos países de medidas extremas, otros cuarenta y tres permiten aún el recurso a castigos corporales contra los niños en prisión.
El llamamiento de Save the Children coincide con la publicación del informe de la ONU, según el cual la violencia contra los niños está muy extendida y tolerada.
Según este último informe, casi seis millones de niños se han visto obligados a trabajar y muchos más se dedican a la prostitución.

La España oscurantista y sus indios (de América):
Los azotes eran cosa común, incluso parte de la disciplina religiosa.
Texto de Fray Gerónimo de Mendieta: "Y en otro tiempo fue costumbre muy usada (mayormente en lo de Mechuacan y Jalisco, y también en otros pueblos en esto de México), hacer disciplina delante de la iglesia por todo el año. Y muchas veces había cuasi toda la noche azotes en el patio, que estando en la oración después de maitines los religiosos, oían azotarse los indios allá fuera, y alababan a Dios en ver su aprovechamiento".
Los psiquiátricos públicos en China -castigos corporales y psiquiátricos:
El Hospital Psiquiátrico nº 4 de Yancheng forma parte del más secreto y desconocido sistema de represión del Partido Comunista Chino y es sólo uno entre las decenas de centros donde el Gobierno encierra a disidentes, líderes religiosos, dirigentes sindicales y opositores.
El Gobierno chino ha elaborado una serie de textos y libros donde se describen patologías no reconocidas en ningún otro país del mundo, pero que son de obligatorio estudio para los estudiantes de psiquiatría forense destinados a trabajar en hospitales Ankang.«Ilusiones reformistas», «monomanía política», «exceso religioso», «alucinaciones reformistas» o «interés desmedido en modas extranjeras» forman parte de los síntomas achacados a personas que se manifiestan contra el Gobierno regularmente o tratan de organizar asociaciones o grupos independientes.
En pequeñas habitaciones conviven verdaderos enfermos mentales con disidentes del gobierno o cualquier opositor al régimen, estan atados a camas metálicas y completamente sedados.
La admisión de la culpa ante cámaras de vídeo, la denuncia de otros miembros de Falun Gong, el castigo corporal y el estudio de la ideología maoísta forman parte de un tratamiento destinado a «lavar el cerebro» de los detenidos, según testimonios de quienes han abandonado los hospitales.

En Argentina -dictadura militar fuera de la escena pública:
La ceremonia punitiva del suplicio resultaba "aterradora" para esto debía ser pública, es decir que en aquel período y aproximadamente hasta el siglo XVIII, la visibilidad de las suertes corridas por los cuerpos posibilita el efecto aterrorizante. Durante el período de la dictadura militar este efecto de terror provocado por las torturas. "suplicios", opera justamente porque son sustraídas a la visibilidad, porque son Omitidos de la escena pública. aquel momento, igual que en la época de los suplicios públicos. la penalidad adquiere una función político-militar, a través de la cual no se busca restablecer un orden, reponer u justicia perdida, sino "reactivar un poder" mostrando su presencia desenfrenada, absolutamente desigual.
Durante esta época se trata de controlar la ideología a través de secuestros, tiroteos, torturas, mutilaciones y flagelaciones siniestras. Se realizaron miles de prácticas carcelarias ajenas al código penal.
Scheber y los debiluchos alemanes:
Aproximadamente en 1840 Scheber Escribió varios libros, de entre los que destaca el Manual de Gimnasia popular de sala médica e higiénica.
Su concepción educativa debemos catalogarla de aberrante, proponía el castigo corporal a los bebés para que gritaran, se les negaba el alimento o cualquier contacto o caricia que demostrara cariño.
La resistencia al dolor, y la negación hacia cualquier necesidad humana era constantemente entrenada y deseada.

Considerado por algunos como el "doctor Spock" de su época, se le atribuye una notable influencia casi un siglo después en el comportamiento nazi alemán. Él enseñó que la debilidad era algo que debía ser eliminada de los niños y para eso se actúa sistemática y progresivamente desde su nacimiento. Los alemanes absorbieron sus teorías, y las dos generaciones anteriores a la recalada del nazismo fueron educadas en este infierno sistemático.

Agresiones entre parejas y hacia los niños:
Hombres que golpean a sus parejas y viceversa (también sucede), Padres que dan nalgadas a sus hijos, patadas o cinturonazos, bofetadas y tiradas de oreja.
Los cónyuges que golpean y los que son víctimas también lo hacen con sus hijos y de esta manera los están criando para que también ellos sean los perpetradores y las víctimas del maltrato físico con lesiones, exactamente como lo son ellos. Los niños aprenden del ejemplo que les dan los padres que la manera de exteriorizar la frustración, de expresar la desaprobación y de ejercer la autoridad es pegándole a alguien más pequeño y más débil que ellos mismos. Cada vez que son testigos de una pelea entre los padres ven la demostración de este principio, así como lo ven cada vez que ellos reciben el castigo violento.

Ha sido mi intención no ilustrar este post con imágenes inherentes pues creo que es suficiente con el texto. Para compensar estos sinsabores les dejo 3 escenas:

fuentes:egiptomania / belt / scslat.org / edgarclement / efdeportes / elmundo / puntoedu / monografias

6 comments :

  1. tienes un regalito en mi blog jeje si es que se le puede llamar asi, parece una chorrada pero no lo es,hechale una ojeada. 1 saludo.

    ReplyDelete
  2. La tengo grande megustaria agarrar a una nena virguito y destrosarla toda, que llore de dolor y le corra la sangre entre las piernas...

    ReplyDelete
  3. me agarraron en la playa tres negros y me violaron toda me icieron lo inmaginable,elloss penzaron que hicieron una gran azaña, lo único que hicieron es contagiarse de SIDA, por eso ando media desnuda por lugares solos, para que me acompañen a la otra vida sin retorno.

    ReplyDelete
  4. son historia bien imaginable que puede pasar en cual quier rato

    ReplyDelete
  5. Buen blog, aunque feo lo que sucede en el mundo

    ReplyDelete

Dale! Dejá tu opinión, tu sensación, escribí lo que quieras...

logo
Copyright © 2012 limonchiflado - Fotografía y Video Eventos Córdoba .